ASAMBLEAS

 

I ASAMBLEA DIOCESANA

CAMINEMOS JUNTOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PREASAMBLEA

ASAMBLEA

POSTASAMBLEA

VOZ PASTOR

APORTACIONES

CONTENIDO

 

 

PREASAMBLEA

 

 

PROYECTO DE SEGUIMIENTO DEL PIA

Y PREPARACIÓN A LA ASAMBLEA

 

1. Criterios Generales

 

Antes de proponer algunas actividades concretas para el seguimiento del Programa Inicial Arquidiocesano señalamos unos criterios generales que consideramos deben tenerse presentes a lo largo del proceso de trabajo pastoral de la Arquidiócesis en está primera mitad del año 94.

 

  • Partir de las actividades que se proponen en cada programa específico a fin de que las Parroquias busquen la adecuación de dichas actividades a la realidad concreta de cada comunidad. De este modo es conveniente que las Parroquias reformulen las actividades concretizándolas.

 

  • Promover actividades dirigidas a las Parroquias en tres etapas del proceso de compañamiento:

    Etapa de Sensibilización: Son actividades que buscan disponer a los agentes a fin de que adopten actitudes de apertura y disponibilidad al Programa.

    Etapa de Concientización: Son actividades que buscan que los agentes tengan plena conciencia de lo que hay que hacer, porqué y cómo hacerlo. Se trata en el fondo de un proceso de conocimiento y asimilación.

    Etapa de Actuación: Son actividades de acompañamiento y servicio a los agentes durante la etapa de ejecución de las actividades del Programa.

 

  • La estructura de Pastoral    puede concebirse como un  proceso de comunión orgánica de los diversos niveles eclesiales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Parroquia = Estructura de base que activa los procesos evangelizadores.

 

Decanato = Estructura intermedia que coordina, evita aislamiento, diversifica el seguimiento de cada programa parroquial de acuerdo a necesidades.

 

Vicaría Episcopal Territorial = Estructura integradora de agentes, recursos, estructuras intermedias y de base en un sistema orgánico e interdependiente de otras estructuras semejantes.

 

Arquidiócesis = Es la gran estructura que propicia la comunión del todo en lo esencial y señala, en base a un análisis de las necesidades, las grandes directrices de la pastoral urbana.

 

  • Dar particular importancia a la estructura intermedia del Decanato (impulsar la actividad que se propone en la página 10, último punto del Programa Inicial Arquidiocesano).

 

  • Como Vicaría de Pastoral en coordinación con otros organismos diocesanos dar gran importancia a la elaboración de manuales, guías y otros instrumentos que favorezcan la acción programada.

 

2. Acciones de Seguimiento a los programas específicos I y 2.

 

a) De sensibilización  (Realización entre enero y febrero de 1994)

 

  • Jornadas en la Vicarías Territoriales.

 

  • Reunión General con los Decanatos.

 

b) De concientización (Realización entre febrero y mayo de 1994)

 

Reuniones con Decanos de cada Vicaría guiadas por los responsables de las mismas y asesoradas por la Vicaría de Pastoral.

 

Reuniones Vicariales coordinadas por los propios Decanos de cada Vicarías.

 

c) De Actuación (De enero a mayo de 1994)

 

  • Identificación de Parroquias con procesos avanzados a fin de estimular su participación en el propio Decanato y Vicaría.

 

  • Ofrecerles guías de evaluación  de sus  procesos en  orden  a  mejorarlos  o complementarlos.

 

3. Seguimiento al Programa Específico 3

 

  • Reunión con cada uno de los Señores Vicarios Episcopales Territoriales a fin de que sugieran personas o grupos que están trabajando en el sentido de la primera actividad sugerida en el Programa Específico. (Realización entre enero y febrero de 1994).

 

  • Dar prioridad a tres de los campos señalados a nivel de cada Vicaría y reunir —a nivel Arquidiocesano— a los posibles interesados (Realización marzo de 1994).

 

  • Pedir a  este  grupo  que  elabore   un   proyecto  de  sentido Arquidiocesano (Realización marzo de 1994).

 

4. Preparación a la Asamblea Diocesana.

 

La Asamblea Diocesana está pensada en está primera ocasión como el medio para hacer una evaluación general del proceso surgido a partir de la activación del Programa Inicial en los primeros seis meses del 94.

 

Como evaluación tendrá las siguientes etapas generales:

 

  • Revisión de los que se ha hecho en los dos primeros programas específicos a nivel de Decanato y en el marco de cada Vicaría Territorial.

 

  • Nueva Programación a partir de cada Decanato en el marco de cada Vicaría y de acuerdo a las directrices del Señor Arzobispo.

 

  • La Asamblea deberá estructurarse para favorecer y estimular la acción a nivel de Decanato.

 

  • La  propuesta  organizativa  más concreta vendrá  después,   lo  que  importa ahora es acordar su enfoque y sentido.

 

México, D.F. a 7 de enero de 1994

 

 

 

 

SENTIDO Y FINALIDAD DE LA ASAMBLEA DIOCESANA

 

Proyecto: 20-VI-1994

 

En la proximidad de la ASAMBLEA DIOCESANA, que habrá de realizarse por primera vez en nuestra Arquidiócesis los días 4, 5 y 6 de Julio de 1994, la Vicaría de Pastoral quiere ofrecer a los participantes una idea general acerca de la Asamblea y, propicie una mejor participación en ella.

 

I. ANTECEDENTES

 

  1. La ASAMBLEA DIOCESANA fue pedida con fuerza en la IV Semana del II Sínodo —Agosto de 1992—, como un importante medio para prolongar y actualizar la gran experiencia sinodal de comunión y corresponsabilidad en el discernimiento eclesial de los caminos para la Nueva Evangelización de nuestra Ciudad; a fin de dar, por este medio, un fuerte apoyo y un oportuno seguimiento al nuevo proyecto pastoral arquidiocesano (ver: Documento conclusivo, IV Sem., nn. 118-124).
  2. El Señor Cardenal recogió este acuerdo en el Edicto de Clausura (n. 68), como una "feliz iniciativa" del Sínodo para el ejercicio eficaz de la corresponsabilidad pastoral en la Arquidiócesis y, lo asumió con su autoridad en el Decreto General del Sínodo (n. 351), disponiendo la creación y funcionamiento de esta nueva instancia eclesial, según el espíritu de las orientaciones de los documentos sinodales.

 

II. ELEMENTOS QUE DESCRIBEN LA ASAMBLEA DIOCESANA

 

1. Es una singular reunión o espacio eclesial (ver: DC, IV Sem., n. 118, Edicto n. 68 y DG n. 351).

 

  • De agentes representativos de los diversos niveles y sectores de la Iglesia Arquidiocesana;
  • Convocada y presidida por el Sr. Arzobispo;
  • Como una especial instancia consultiva del mismo Pastor de la Diócesis y,
  • como un medio privilegiado de ejercicio de la corresponsabilidad pastoral;

 

2. Para:

 

  • 'Revisar y estimular la marcha de la Pastoral de la Diócesis' (DG n. 351);
  • 'Ayudar al seguimiento de los procesos generados por el Sínodo' (DC, IV Sem., n. 118);
  • 'Pulsar —revisar, evaluar, descernir— si nuestro proyecto evangelizador está respondiendo a los retos de la cambiante realidad diocesana' (DC Íb.);
  • 'Favorecer una pastoral de conjunto, animada por un espíritu de comunión y participación, corresponsabilidad y servicio' (DC Íb.).

 

III. ADVERTENCIAS IMPORTANTES

 

  1. La Asamblea Diocesana"no sustituirá sino vitalizará, tanto al Consejo Presbiteral como a otras estructuras de pastoral" (Edicto n. 68);
  2. "La Asamblea será la oportunidad de recibir la riqueza de los diversos sectores de la vida diocesana" (Íb.);
  3. Tendrá una importante función complementaria de consulta general, más directa y participativa, por la amplia representación de toda la Comunidad eclesial;
  4. Significará un apoyo nuevo y grandemente cualificado para una más acertada dirección de la Pastoral, sobre todo para la 'pastoral de conjunto' en el nivel diocesano y, por consiguiente, para los diversos organismos y agentes responsables de la misma;
  5. Los participantes, convocados en razón de su trabajo pastoral específico en los diversos ámbitos de la Arquidiócesis, no actuarán en la Asamblea en su carácter e interés individual, de personas, grupos o sectores, sino en función de los intereses pastorales de toda la Diócesis, con su objetivo o proyecto fundamental común, que debe orientar, dinamizar y dar unidad a los diversos proyectos particulares;
  6. La convocación será por períodos amplios: una o dos veces al año.

 

IV. OBJETIVO Y TEMÁTICA DE ESTA PRIMERA ASAMBLEA

 

  1. Revisar y evaluar el avance del 'Programa Inicial Arquidiocesano' en el ámbito de los Decanatos. Se evaluarán especialmente los 'Programas Específicos' I y II y, dentro de ellos, la 'sectorización'.
  2. Orientar los pasos siguientes del proceso pastoral, con base en la evaluación y al objetivo del Programa Inicial.
  3. Hacer aportaciones para echar a andar el Programa Específico III, sobre la pastoral ambiental o diferenciada.
  4. Revisar el proyecto de 'Estatuto' de la misma Asamblea Diocesana.

 

V. CONDICIONES PARA UNA FRUCTUOSA REALIZACIÓN DE LA ASAMBLEA

 

  1. Es indispensable que los participantes de los diversos Decanatos lleven sus informes realistas del desarrollo de los Programas I y II, con su propia evaluación, así como las proposiciones que harán para el avance de este proceso. Los Decanos procurarán que los laicos convocados estén suficientemente imbuídos del proceso pastoral del Decanato y, en particular, de los mencionados Programas (ver nota final *).
  2. Asimismo, quienes trabajan en algún aspecto o campo pastoral ambiental o diferenciada podrá presentar, dentro de los objetivos y dinámica de la Asamblea, aquellas proposiciones que, de acuerdo con su experiencia, consideren más importantes para echar a andar el Programa Específico III, a nivel diocesano o vicarial.
  3. Todo el tratamiento de estos asuntos pastorales deberá tener siempre como perspectiva de fondo la Nueva Evangelización de nuestras culturas y la inculturación del Evangelio, mediante el nuevo Proyecto Misionero, que se orienta sobre todo a los campos prioritarios que señala el Sínodo.
  4. Como miembros y Comunidad de esta Iglesia Local, comprometidos aquí y ahora en la Obra de Jesús, necesitamos estar animados de un genuino sentido de fe y de grande disponibilidad al Espíritu: en actitud de comunión y participación, corresponsabilidad y servicio; con apertura a la escucha y al diálogo y, con sentido misionero; para un discernimiento evangélico de los caminos y proyectos pastorales que mejor conduzcan a la construcción del Reino de Dios en esta Ciudad de México.

 

* NOTA FINAL

 

Para facilitar la información del Decanato a la Asamblea sobre el proceso del Programa Inicial Arquidiocesano, les pedimos que respondan, por escrito, a las siguientes preguntas y, que cada uno de los participantes del Decanato lleve una copia de las respuestas para los intercambios en los grupos. Una copia deberá entregarse a la Secretaría de la Asamblea.

 

PREGUNTAS

 

  1. ¿Qué se ha entendido por SECTORIZACIÓN?
  2. ¿Qué hemos hecho en los DECANATOS en orden a la SECTORIZACIÓN en función del Programa Espécífico I y II?
  3. ¿Cuáles han sido las DIFICULTADES más notorias y cómo se han superado?
  4. ¿QUÉ RESULTADOS ha habido?
  5. Desde la experiencia tenida, ¿qué perspectivas se le ven a la Sectorización como MEDIO de EVANGELIZACIÓN?

 

 

 

 

CONVOCATORIA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PROYECTO DE ASAMBLEA DIOCESANA

4 al 6 de Julio de 1994

 

 

1. Antecedentes

 

a. En las Asambleas Sinodales

 

Al considerar el II Sínodo las estructuras de la Nueva Evangelización a lo largo de la IV Asamblea Sinodal, surgió la inquietud entre los asistentes de proponer la creación de una Asamblea Diocesana que pudiera servir de base al Señor Arzobispo para mantener un diálogo con la comunidad diocesana sobre los asuntos de importancia y trascendencia en la Arquidiócesis. Dicha Asamblea no pretende suplir sino complementar, el papel de otras estructuras arquidiocesanas de carácter consultivo.

 

Al vivenciarse durante el proceso sinodal el clima de diálogo, de discernimiento y de sano y necesario pluralismo, la iniciativa tuvo gran eco en la Asamblea y la propuesta fue aprobada (Doc. Conclusivo de las Asambleas No. 118-124, 4a Semana).

 

b. En el Decreto General

 

En el número 351 del Decreto General se dice:

 

"Convocar y presidir, por lo menos una vez al año, la Asamblea Diocesana que congregue a los agentes representativos de las diversas

instancias y diversos sectores de la Iglesia a fin de revisar y estimular la marcha de la pastoral de la diócesis".

 

Por tanto el Decreto asume la inquietud de los sinodales presentada al Señor Arzobispo.

 

c. En el Programa Inicial Arquidiocesano

 

En el Programa Inicial Arquidiocesano el Señor Arzobispo nos dijo:

 

"El trabajo postsinodal implica la elaboración y puesta en marcha de proyectos de Evangelización que deben concebirse como un gran marco de referencia que propicie una planificación pastoral descentralizada y pluralista, dentro de un gran sentido de comunión y organicidad de toda la pastoral de la Iglesia Local de la Arquidiócesis de México".

 

"El Programa que aquí se presenta tiene el espíritu de las consideraciones anteriores y pretende ser un punto de partida desde el mes de noviembre de 1993 hasta la mitad del año próximo en que Dios mediante, convocaré a la Asamblea Diocesana" (Programa Inicial pág. 2-3).

 

La Asamblea tiene en este caso un propósito de impulso a la actividad pastoral concreta promovida por el Programa.

 

2. Objetivos de la Asamblea 1994

 

En base a los antecedentes señalados, la Asamblea 1994 tendrá los siguientes objetivos:

 

  1. Revisar el Ante-proyecto de Estatutos de la Asamblea Diocesana, que será presentado en calidad de Proyecto a una consulta diocesana más amplia antes de presentarse a la aprobación del Señor Arzobispo.
  2. Dinamizar el Programa Inicial Arquidiocesano, Programas Específicos I y II, de cada Decanato de la Arquidiócesis para los siguientes seis meses de 1994.
  3. Revisar los programas de pastoral diferenciada que presenten comunidades religiosas y/o laicos, en orden a su enriquecimiento y puesta en marcha.

 

3. Descripción de la Mecánica de Trabajo de los Objetivos

 

Para poder activar los tres objetivos propuestos es necesario hacer los siguientes comentarios de aclaración a los objetivos:

 

  • El primer objetivo se refiere a la inquietud misma que está contenida en la iniciativa sinodal y asumida por el Señor Arzobispo. Es decir, se trata de responder a las preguntas básicas sobre la Asamblea en sí misma y delimitar su sentido y papel en la vida diocesana. En la línea de acción número 119 de la IV Asamblea Sinodal se dice: "elaborar un estatuto de la Asamblea Diocesana postsinodal que defina su naturaleza, significado, funcionamiento y alcances".

    En orden a elaborar dicho Estatuto se propone que la Asamblea 94, en su primer día, revise un Anteproyecto. De la Asamblea tendrán que salir los responsables de elaboración del Proyecto el cual a su vez, tendrá que ser presentado a diversos niveles de consulta en la Arquidiócesis antes de ser entregado para la consideración definitiva del Señor Arzobispo.

    Concretamente la Vicaría de Pastoral elaborará —con la participación que juzgue conveniente— el Anteproyecto. Este documento se entrega previamente a los asambleístas. Posteriormente, ya en la Asamblea después de discutir el Anteproyecto, si se cree conveniente, se formará una comisión de redacción a fin de elaborar el Proyecto de Estatutos de la Asamblea Diocesana que será puesto a consideración del Senado Presbiteral, la Vicaría de Religiosas, de Laicos etc., para ser discutido y enriquecido más ampliamente. La misma comisión se encargará en una última instancia de recoger las aportaciones al Proyecto de Estatuto de la Asamblea y entregar el documento a la Vicaría de Pastoral para ser presentado al Señor Arzobispo.

 

  • El segundo objetivo se refiere a la necesidad de revisar el Programa Inicial Arquidiocesano, tomando en cuenta que los dos primeros programas concretos se refieren a parroquias. Se propone que cada decano de la Arquidiócesis, teniendo el Programa Inicial —en sus dos primeros programas concretos— como marco de referencia y por otra parte el resultado del proceso de los primeros seis meses en el respectivo decanato, elabore en calidad de proyecto, el avance del programa de su decanato para los siguientes seis meses. Este proyecto de programación será revisado, ajustado y aprobado por cada decanato en fecha posterior a la Asamblea.
    Se propone que este objetivo implique el segundo día de la Asamblea.

 

  • Por último, el tercer objetivo propuesto se desarrollará de modo que se cumpla lo previsto en el Programa Inicial en relación al tercer programa específico, es decir, que algunos grupos, sea de institutos religiosos o de laicos, presenten a consideración de la Asamblea tres programas de pastoral ambiental a nivel arquidiocesano. Dichos programas se someterán al parecer de la Asamblea para su enriquecimiento. Se piensa que esto pueda realizarse el tercer día de la Asamblea.

 

4. Composición de la Asamblea

 

La Asamblea podrá componerse de diversas maneras de acuerdo al objetivo de consulta que se persigue. Así por ejemplo, de los tres objetivos propuestos para la primera Asamblea se derivan dos tipos de composición y dinámica específica.

 

Asamblea Estable

 

Tiene como función tratar asuntos generales de la vida pastoral de la Arquidiócesis que impliquen un grado importante de intercambio y profundización en la deliberación de la cuestiones. Por esta razón se requiere de una representación más selectiva de los sectores del Pueblo de Dios de nuestra iglesia local.

 

La Asamblea Estable se integra por los siguientes miembros:

 

  • Señores Vicarios y Pro-Vicarios Episcopales.
  • Moderador de la Curia.
  • Directivos de Organismos Diocesanos.
  • Rector del Seminario.
  • Un Decano de cada Vicaría Territorial elegido por los mismos Decanos.
  • Un Senador de cada Vicaría Territorial elegido por los mismos Senadores.
  • Un Sacerdote de cada Vicaría Territorial elegido por los mismos sacerdotes.
  • Tres Superiores Religiosos provinciales o locales de la Arquidiócesis.
  • Tres Superioras Religiosas provinciales o locales de la Arquidiócesis.
  • Tres Laicos de cada Vicaría Territorial elegidos de las parroquias.
  • Diez diligentes Laicos de diversos movimientos laicales.

 

La Asamblea Estable proponemos asuma la temática del primer objetivo propuesto, es decir, el que se refiere al Anteproyecto de Estatuto de la Asamblea.

 

Asamblea Variable

 

La función de dicha Asamblea es la de emitir sus puntos de vista en relación a cuestiones específicas de la vida pastoral de la Arquidíócesis. También tiene como función dinamizar las directrices pastorales del Señor Arzobispo en orden a su adecuación a circunstancias variables.

 

La Asamblea Variable se integrará por los miembros de la Asamblea Estable, más aquéllos que se consideren oportunos de acuerdo al objetivo que se persiga. Para la Asamblea del mes de Julio de 1994 se proponen los siguientes miembros:

 

  • Señores Vicarios y Pro-Vicarios Episcopales.
  • Moderador de la Curia.
  • Directivos de Organismos Diocesanos.
  • Rector del Seminario.
  • Los Decanos.
  • Un Senador de cada decanos elegido por los mismos Senadores.
  • Tres Superiores Mayores de la Arquidiócesis.
  • Diez dirigentes Laicos de diversos movimientos laicales.
  • Dos agentes de pastoral del propio decanato (Sacerdote, Religioso o Laicos).
  • Uno de cada rito (Melquita, Maronita).

 

Se propone que la composición descrita de la Asamblea sea la que asuma el segundo y tercer objetivos señalados, es decir, los que se refieren al Programa Inicial Arquidiocesano en sus tres programas específicos.