ASAMBLEAS

 

III ASAMBLEA DIOCESANA

"PARA PROFUNDIZAR, EVALUEMOS NUESTRO

CAMINAR JUNTOS"

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POSTASAMBLEA

 

SÍNTESIS DE LA EVALUACIÓN ARQUIDIOCESANA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EVALUACIÓN DE LA III ASAMBLEA DIOCESANA

 

  HOJA DE EVALUACIÓN

 

De un total de 201 hojas de evaluación, 109 fueron contestadas por laicos, 50 por presbíteros y 25 por religiosos-as. 4 hojas estaban vacías y 13 hojas no especificaban a cual de las categorías anteriores pertenecían. Estas últimas fueron incluidas en la síntesis de Laicos.

 

Laicos: 60.67%

Presbíteros: 24.87%

Religiosos-as: 12.43%

Vacías: 1.99%

 

Los porcentajes que se presentan a continuación se obtuvieron de acuerdo al número total de personas que dieron su opinión sobres cada uno de los diferentes argumentos y, no sobre el total de Hojas de Evaluación contestadas.

 

PRESBÍTEROS 1 — 2

 

RELIGIOSOS-AS

 

 

LAICOS 1 — 2

 

OTROS COMENTARIOS

 

  • En ocasiones hubo desorden en la distribución de material, ya que los del fondo a veces no alcanzaban.
  • Varios laicos sugirieron mayor tiempo de trabajo por grupos.
  • Otros comentaron que les gustaría más que los grupos fueran más combinados: laicos con sacerdotes, etc.
  • Otro comentario que se repitió varias veces fue el de formar o reforzar el Consejo Diocesano del Decanato y Parroquial.
  • No hubo continuidad con la II Asamblea. Ej.: "La memoria de la Asamblea anterior nunca se publicó; el trabajo para la III Asamblea se empezó a planear y retomar con el tiempo encima. El proceso sinodal debe ser continuo".
  • Más comunicación (a todos los niveles).
  • Unos pocos expresaron su deseo, porque el Sr. Arzobispo los hubiera visitado en su mesa de trabajo.

 

 

 

 

MATERIAL PARA DAR SEGUIMIENTO

A LA III ASAMBLEA DIOCESANA

 

OBJETIVOS

 

  1. Dar cauces operativos a los resultados de la III asamblea.
  2. Definir el plan de trabajo para 1998, en la perspectiva de la Gran Misión de la Arquidiócesis de México para el Año 2000.
  3. Acrecentar nuestra comunicación y coordinación pastorales.

 

Para resolver los objetivos 1 y 2 trabajaremos en tres sectores:

 

a) Senadores designados y electos de decanatos —trabajarán en 4 grupos, números del 1 al 4—.

 

b) Vicarías Episcopales - Territoriales —Vicarios Episcopales, Provicarios, Secretarios, Delegados de Pastoral, Decanos—, trabajarán por Vicarías.

 

c) Comisiones —trabajarán en 4 grupos, números del 5 al 8—.

 

Para resolver el objetivo 3 tendremos plenarios por sectores y plenario general.

 

SEGUIMIENTO A LA ASAMBLEA   CONTENIDO DE REUNIÓN DE TRABAJO

 

SEGUIMIENTO A LA ASAMBLEA   PROPUESTAS: SECRETARIADOS Y COMISIONES

 

SEGUIMIENTO A LA ASAMBLEA   CELEBRACIÓN DE LA PALABRA

 

SEGUIMIENTO A LA ASAMBLEA   PROPUESTAS FINALES

 

 

 

 

CONTENIDO DE LA REUNIÓN DE TRABAJO

 

III ASAMBLEA DIOCESANA

REUNIÓN DE TRABAJO

 

  • Las "Propuestas finales de la II Asamblea Diocesana".
  • En el marco del documento "Hacia el Plan Pastoral de la Arquidiócesis de México. Proceso Arquidiocesano del II Sínodo y del Gran Jubileo del año 2000, 1997-1998.

 

HORARIO

 

10:30 Presentación de la jornada de trabajo.

 

10:40 Explicación de la dinámica.

 

10:50 Movimientos hacia los lugares de reunión.

 

11:00 Trabajo en sectores.

 

15' TRABAJO PERSONAL

 

Todos leen todo el documento de "propuestas finales", especialmente lo que se refiere al propio sector y los temas, escoger el Tema (nn. 88 a 113).

 

60' TRABAJO GRUPAL

 

Elegir el tema que se estudiará en el grupo (se pueden aglutinar algunos), trabajarlo y hacer conclusiones operativas, respondiendo a las preguntas: ¿Qué? ¿Quién(es)? ¿Cuándo? ¿Cómo? ¿Por qué?

 

Las Vicarías, elegir algunos puntos que puedan operacionalizar.

 

Los Secretarios, después de que cada grupo apruebe los acuerdos, se reúnen para llegar a conclusiones por Sectores.

 

Movernos hacia el Aula Sinodal.

 

12:30 Plenario

 

Un Secretario de cada Sector presenta las conclusiones generales.

Si hay tiempo, haremos aportaciones.

 

13:00 Celebración de la Palabra (en la Capilla).

 

13:30 Convivencia

 

14:00 Comida.

 

 

 

 

PROPUESTAS RELACIONADAS CON

LOS SECRETARIADOS Y COMISIONES

 

Propuestas desde las Vicarías, Religiosos y Laicos

 

A. Respecto a la Comunicación

 

  1. Se ha evidenciado la necesidad de tener la información suficiente y necesaria para avanzar en los planes, programas o proyectos que se elaboren a nivel de Arquidiócesis.
  2. Son prioritarios el diálogo y la comunicación, sobre todo entre sacerdotes y laicos, implicando a los laicos en la formación, trabajo y ejecución de las acciones.
  3. Se sugiere también que se puedan servir de instancias como es la Vicaría de Religiosos y de la CIRM, para una comunicación más general a todos los religiosos, sin descuidar aquellas comunidades de derecho diocesano que se quedan al margen de muchos proyectos en general.

 

B. Respecto a la Planeación

 

  1. Planeación a todos los niveles, siguiendo los lineamientos del II Sínodo. Que todos tengamos una pastoral de conjunto y lograr así dar testimonio de la unidad de la Iglesia.
  2. Que se elabore un plan general, a nivel de Arquidiócesis y, también planes específicos por Vicaría, Decanato y Parroquia, para destrabar las comisiones y los equipos de pastoral ya existentes o —en su caso— crear los necesarios. Que el plan tenga objetivos y líneas de acción concretas, manteniendo un hilo conductor desde los planes —a nivel de Arquidiócesis— bajándolos en una relación estrecha a nivel de Parroquia, movimientos laicales y congregaciones. Todo esto para favorecer la continuidad del hacer de la Arquidiócesis y la formación de los agentes laicos. También, tener presente la elaboración de planes a corto, mediano y largo plazo.
  3. Sugerimos que se unifiquen los objetivos en la planeación e integrarnos —los religiosos— en esa misma planeación arquidiocesana. Creemos que si es un buen plan concreto, nos motivará a unir esfuerzos y participar con mayor calidad. Pero nos falta también crear el nexo entre carismas e Iglesia diocesana.
  4. Que la próxima Asamblea parta de la base: que se celebre primero a nivel parroquias y Vicarías; evaluarlas y, después celebrar la gran Asamblea Diocesana.

 

C. Respecto a la Coordinación

 

  1. Vincular a las Comisiones con reuniones eficaces, tomando como punto de partida problemas comunes a los que se quiera dar respuesta.
  2. La creación del Consejo Pastoral Arquidiocesano para evitar que la Vicaría Pastoral ejerza esas funciones, dando de esta manera una unidad a la pluralidad.
  3. Dar continuidad a los trabajos hacia la Gran Misión del Año 2000.
  4. Animar una pastoral misionera más orgánica, tomando en cuenta el Plan Pastoral Arquidiocesano.
  5. Integrar el Secretariado de los Laicos, tanto para la Vicaría como para el Decanato, con pluralidad en su representación. Estos Secretariados deberán tener un asesor eclesiástico, que deberá nombrarse.

 

D. Respecto a los CEFALAE

 

  1. Darles la mayor importancia: evaluando, homogeneizando criterios en planes y programas, para que se asuma la orientación sinodal diocesana.
  2. Que se programen reuniones periódicas con los responsables de Centros, involucrando a los Decanos y a los Delegados de Pastoral.

 

E. Respecto al II Sínodo y la Formación Permanente

 

  1. Vitalizar el proceso sinodal en movimientos y organizaciones laicales.
  2. Buscar la sensibilización del Presbiterio y Religiosos respecto a la proyección pastoral del Sínodo, buscando un cambio de mentalidad y visión.
  3. Implementar cursos de planeación pastoral para sacerdotes, laicos y religiosos, favoreciendo así una adecuada coordinación.
  4. Retroalimentar el proceso sinodal con el análisis de la realidad, para conocer el contexto de la Comunidad, con todas sus implicaciones políticas, sociales, culturales y económicas.

 

F. Pastoral Vocacional

 

1.   Fortalecer la pastoral vocacional en la vida familiar y parroquial para enriquecer a la vida sacerdotal, religiosa y diaconado permanente.

2.   Buscar medios para promover la corresponsabilidad de todos los Agentes de Pastoral en la pastoral vocacional.

 

Propuestas realizadas por los Organismos Arquidiocesanos

 

Necesario que cada uno de los miembros de las comisiones y estructuras vayan definiendo su tarea, su función, en base al proyecto Arquidiocesano.

 

Reconocemos que los Consejos de Pastoral en los diversos niveles —parroquia, Decanato y Vicaria— son responsables de la continuidad y de la animación del proceso sinodal en sus propios niveles.

 

Para esto, hemos propuesto cinco pasos:

 

  1. La concientización. Esto se refiere a aclarar funciones y responsabilidades de cada comisión y secretariado, al mayor conocimiento y comprensión del Sínodo.

  2. Una base espiritual que permita descubrir el sentido y la orientación de crecimiento en la fe y en la vida espiritual, a partir de estos contenidos.

  3. A la base está la disciplina. Es decir, para superar trabajos paralelos y voluntarismos, disciplinarnos. Tener claridad en planes y programas, con tiempos de realización y de evaluación.

  4. Esto permitirá una mejor comunicación.
    * Además, en la comunicación preparar materiales comunes y simplificar el trabajo. Crear    espacios y consultas entre las comisiones para realizar esto.
    * Y de las comisiones, con las Vicarías territoriales, para lograr una mejor coordinación.
    * Para la comunicación a nivel masivo, valernos de expertos para el trabajo en la    comunicación social.

  5. Esto nos permitirá pasar al tercer escalón, que es la coordinación, que consiste en la calendarización y puesta en común de programas y materiales; evaluar y retroalimentar, prevenir a mediano y largo plazo, aprovechar experiencias haciendo una memoria de las actividades, logros y proyectos.

 

Después, en cuanto a la estructura de la Arquidiócesis: se propone también una nueva reorganización territorial, que permita una mejor comunicación y coordinación.

 

En cuanto a personas

 

Definir con mayor claridad la función del moderador de la Curia.

 

Que el Vicario de Pastoral sea el eje de coordinación de todo este proceso, junto con su equipo.

 

Finalmente, que el Departamento de Comunicación esté al servicio de la pastoral.

 

 

 

CELEBRACIÓN DE LA PALABRA

 

HACIA EL TERCER MILENIO

CRISTO, AYER, HOY Y SIEMPRE

 

 

 

REUNIÓN ARQUIDIOCESANA CONVOCADA POR EL SR. ARZOBISPO,

PARA DAR CAUCES MÁS OPERATIVOS

A LOS RESULTADOS DE LA III ASAMBLEA DIOCESANA

 

ORACIÓN INICIAL

 

Monitor

 

En ambiente de fraternal encuentro convocado por nuestro Señor Arzobispo, estamos presentes: Vicarios Episcopales, Pro-Vicarios, Decanos, Senadores, Delegados de Pastoral, Secretarios de Vicarías Territoriales, con el fin de dar causes más operativos a los Resultados de la III Asamblea recientemente celebrada. El Espíritu que fue derramado sobre los apóstoles nos ayude a definir, con más precisión, el plan de trabajo para el próximo año, en la perspectiva de la Gran Misión del año 2000. Es posible que desde lo más hondo de nosotros brote un vástago lleno de vigor y de novedad, para que en nuestra Iglesia Local florezcan, como en primavera, los esfuerzos renovados que ayuden mucho a la comunión y coordinación pastoral, tan necesarias en la Arquidiócesis, según se hizo notar en la misma asamblea. Iniciamos nuestra reunión poniéndonos en las manos del Señor para que su Espíritu, del que nace toda acción misionera, aliente e ilumine los caminos de búsqueda que hemos de asumir.

 

[De pie]

 

Juntos cantando la alegría

de vernos unidos en la fe y el amor.

Juntos sintiendo en nuestras vidas

la alegre presencia del Señor.

 

Somos la Iglesia peregrina que Él fundó,

somos un pueblo que camina sin cesar.

Entre cansancios y esperanzas hacia Dios,

nuestro amigo Jesús nos llevará.

 

Hay una fe que nos alumbra con su luz,

una esperanza que empapó nuestro esperar.

Aunque la noche nos envuelva en su inquietud,

nuestro amigo Jesús nos guiará.

 

Es el Señor, nos acompaña al caminar,

con su ternura a nuestro lado siempre va.

Si los peligros nos acechan por doquier,

nuestro amigo Jesús nos salvará.

 

Saludo del Sr. Arzobispo

 

EN EL NOMBRE DEL PADRE Y DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO

 

Me alegro de verlos reunidos.

 

Los he convocado:

 

En el nombre del Padre, que nos ama.

En el nombre de Jesús, el Buen Pastor.

En el nombre del Espíritu Santo, principal protagonista de toda misión eclesial.

La paz esté con ustedes.

 

Todos: Y también contigo.

 

Monitor

 

En la búsqueda de caminos nuevos, la III Asamblea nos ha ayudado a descubrir nuevos caminos: Las conclusiones logradas y la experiencias vividas son motivo de dar gracias a Dios y pedirle nos ayude a concretar las acciones y compromisos, pues en ella hemos encontrado:

 

Primer Lector

 

¡Que hay laicos, con entusiasmo y responsabilidad!

¡Que hay religiosos, con interés y apertura!

¡Que hay religiosas, despiertas y atentas a la voz de Dios!

¡Que hay sacerdotes, con conciencia crítica y generoso servicio!

¡Que hay Obispos, que escuchan y son solidarios!

 

Todos

 

¡Hay entusiasmo!

¡Hay responsabilidad!

¡Hay interés!

¡Hay escucha!

¡Hay solidaridad!

¡Hay amor!

 

Monitor

 

La Misión en la Ciudad de México, exige de nosotros una clara visión Bíblica y Doctrinal, escuchemos.

 

Segundo Lector:

 

[de pie]

 

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 10,21-24

 

En aquel momento, se llenó de gozo Jesús en el Espíritu Santo, y dijo: "Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios y prudentes, y se las has revelado a pequeños. Si, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce quien es el Hijo sino el Padre y quien es el Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar". Volviéndose a los discípulos, les dijo aparte: "¡Dichosos los ojos que ven lo que ustedes ven! Porque les digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que ustedes ven, pero no lo vieron, y oír lo que ustedes oyen, pero no lo oyeron". Palabra del Señor.

 

[momentos de reflexión en silencio]

 

Monitor

 

La orientación Doctrinal expuesta en la III Asamblea, nos ayuda a tener presente los fundamentos doctrinales sobre la misión.

 

Tercer Lector

 

"La misión comienza con el amor del Padre y, ya que el Padre no podrá detenerse mientras haya hombres y mujeres qué amar y qué salvar, la misión será continua y permanente. El 'alma de la misión', que es precisamente el amor —la caridad—, es el Espíritu Santo que "actuaba en el mundo antes incluso de que Cristo fuese glorificado" (AG 4).

 

El primer enviado y 'encargado de la misión' es el Hijo único de ese Padre. La misión es esencialmente la missio Dei —misión de Dios—.

 

El objeto de la misión es la salvación integral: Jesús no sólo anuncia, sino que realiza la justicia de Dios, la fidelidad a sus promesas, la liberación.

 

La Iglesia no existe antes de la misión, sino que nace de esta misión de Cristo.

 

No es que la Iglesia tenga una misión, sino que la misión de Jesús tiene una Iglesia, que bajo el impulso del Espíritu Santo sigue moviendo en cada uno de los evangelizadores el mandato de anunciar y de testimoniar la llegada del Reino.

 

[momento de reflexión en silencio]

 

Monitor

 

Imploremos al Padre que nos dé su Espíritu para que venga en nuestra ayuda con su luz y sabiduría. Digámosle:

 

Ilumina nuestro caminar

 

Cuarto Lector

 

[alternando]

 

Espíritu Santo, que llenaste los corazones de los apóstoles en el cenáculo:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, por quien predicaban los apóstoles la Palabra de Dios con libertad:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, de quien estaba lleno el diácono Esteban:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, que descendiste sobre los que oían la palabra de Pedro:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, que llenaste el corazón de Pablo:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, que te derramaste sobre los gentiles:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, que llenabas de alegría a los discípulos de los apóstoles:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, que pones a los obispos al frente de la Iglesia, como sucesores de los apóstoles:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, que te has manifestado en la palabra profética y el compromiso pastoral de nuestro Arzobispo Norberto Rivera Carrera:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, que te dejaste sentir en la celebración de nuestro II Sínodo Diocesano:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, que te manifiestas en la pluralidad y riqueza de vida y caminos en esta Arquidiócesis:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, que te haces presente la comunión, participación y corresponsabilidad de los agentes de pastoral.

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, que te manifiestas en el hambre de nuestros agentes laicos de una mejor formación:

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Espíritu Santo, que te manifestaste en nuestra pasada III Asamblea Diocesana.

 

Todos: Ilumina nuestro caminar.

 

Sr. Arzobispo

 

Concluyamos nuestra oración pidiendo la intercesión de Santa María de Guadalupe, primera evangelizadora de nuestra Patria y de América.

 

Sr. Arzobispo

 

Proclama todo mi ser la grandeza del Dios de la vida, canta la alegría de nuestra salvación, porque se fijó en nuestra raza y en todo sufrimiento de siglos que hemos heredado y sobrellevado con dolor.

 

Todos

 

Todos dirán conmigo que Él es fuente de vida, el que siempre está presente con nosotros y ha hecho maravillas con todos nuestros pueblos. Reconocemos por eso, que Él es el único Santo, el Dios de cercanía y de la presencia consoladora, el Dios de toda alianza buena.

 

Sr. Arzobispo

 

Siempre nos ha hecho bienes innumerables porque Él es amor, el Dios de la unidad, el Dios de cerca y junto, el sol y la flor de la gran verdad.

 

Todos

 

Él, mediante la preciosa siempre Virgen Santa María de Guadalupe nos ha levantado, y todavía nos levanta de nuestra profunda postración y lágrimas; por Ella se dignó manifestarnos a su Hijo querido.

 

Sr. Arzobispo

 

Nos trajo con Él a estas tierras americanas una presencia más suave, fuerte y dinámica de su Santo Espíritu, consolador amable.

 

Todos

 

Por eso los poderosos tiemblan y también los que se han enriquecido a costa y lomo

de nuestra gran pobreza. Porque Él es nuestro amparo y escudo, porque nos ha dejado a nosotros a nuestra dulce Madre en su casita santa del Tepeyac.

 

Sr. Arzobispo

 

Canten conmigo, toquen sus atabales y flautas, sus teponaxtles y dancen, dancen al Dios bueno que los lleva de la mano y nos seguirá llevando porque siempre cumple sus promesas.

 

Todos

 

Él mismo nos llevará a vivir lo que nos ha prometido y seremos amigos y hermanos siempre en esta tierra del frijol y del maíz; y después eternamente y desde ahora, un mundo de justicia, dignidad y vida eterna. AMÉN.

 

Sr. Arzobispo

 

Igual que los discípulos se sintieron confortados por el Espíritu y salieron a proclamar la Buena Nueva de Jesucristo Vivo, iniciemos nuestro trabajo, al cual los he convocado, en el nombre del mismo Señor.

 

Todos: AMÉN.

 

Seminario Conciliar de México, 7 de Noviembre de 1997

 

 

CONTENIDO

PREASAMBLEA

ASAMBLEA

POSTASAMBLEA

VOZ PASTOR

APORTACIONES