ASAMBLEAS

 

I ASAMBLEA DIOCESANA

CAMINEMOS JUNTOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

APORTACIONES

 

FAMILIAS DE ALEJADOS:

 

  • CLASE BAJA
  • CLASE MEDIA
  • CLASE ALTA

 

  • ESCUELAS

 

  • ORGANIZACIONES POPULARES Y CIVILES

 

  • MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL

 

  • GRUPOS ANÓNIMOS
    (Alcohólicos — Drogadictos — Neuróticos)

 

  • PROTAGONISMO JUVENIL

 

  • PARROQUIAS CON MAYORDOMÍAS

 

  • PASTORAL HOSPITALARIA

 

  • PASTORAL MILITAR

 

 

 

 

 

FAMILIAS DE ALEJADOS

CLASE POPULAR

 

1.- ¿Dónde y cómo ubicamos geográficamente a este tipo de familias?

 

En todo el D. F.: Periferia de la Ciudad, zonas industriales, colonias populares, zona suburbana, unidades habitacionales y aún en otros ambientes como los trabajadores de servicio doméstico.

 

2.- Qué caminos sugerimos para encontrarnos con ellas, para salir a su encuentro?

 

  1. Un estudio socioeconómico (Censo) para conocer nuestra realidad.
  2. Acciones concretas hacía ellas mismas.
  3. A través de la religiosidad popular, pero haciendo procesos para que no sólo quede ahí, como el anuncio del Kerigma y su propio desarrollo y también a partir de los frutos mismos de esta religiosidad que pudiera haber, evitando caer en una Pastoral de Mantenimiento.
  4. A partir de un método y un Plan Pastoral que influya visitas domiciliarias, programas para llegar a sus ambientes, haciendo conciencia de todas sus capacidades y valores para que ellos mismos se descubran como agentes de Evangelización de cambio.

 

3.- ¿Qué características tendrá el Mensaje que queremos inculturar en estas familias?

 

  1. Que el Mensaje sea misionero dirigido a sus realidades concretas
  2. Que sea sencillo, respetando la cultura.
  3. Que tenga un claro y vivo sentido comunitario, que genere la vida comunitaria. Buscando por lo tanto, soluciones no tanto individuales sino comunitarias y sociales.
  4. Que llegue a los más necesitados, siendo un Mensaje de Esperanza, de Caridad y de Servicio.
  5.  Debe ser un Mensaje Integral, dirigido a todas las áreas del hombre, dando el sentido de que todos somos partes de la solución.

 

4.- ¿Qué medios parecen adecuados para la inculturación del Mensaje en estas familias?

 

  1. La Oración (todo).
  2. Tener interés por la persona, no hacer las cosas por hacerlas.
  3. Formación de grupos para reflexionar la realidad y aterrizar en acciones completas.
  4. La proclamación de la Palabra en todos los niveles.
  5. Organizaci6n en pequeñas comunidades eclesiales de base.
  6. Organización de convivencias y eventos varios: deportivos, sociales, religiosos.
  7. Prioridad de inversión de dinero en los medios Pastorales de Evangelización, tanto didácticos, materiales como Recursos Humanos.

 

5.- ¿Qué perfil han de tener los agentes que se aboquen a la Pastoral para este tipo de familias?

 

  • Testimonio de Vida.
  • Gente del mismO lugar, que esté encarado en el ambiente.
  • Estar en el Proceso de Evangelización.
  • Con sencillez, dejando lo espectacular, con actitud clara de servicio, Generosidad, amor y comunicación.
  • Madurando en una profunda y auténtica motivación en Cristo.
  • No necesita de gran preparación académica, sino:
    - Una espiritualidad de vivir el propio bautismo y comunicarlo.
    - Conciencia de ser enviado, ser misionero.
    - Que sepa aprovechar líderes y recursos de la comunidad, no queriendo hacer todo él solo.
    - Disponibilidad de los Sacerdotes de salir de su Capillita y de apertura a trabajar en equipo con Laicos.

 

 

FAMILIAS DE ALEJADOS

CLASE MEDIA

 

 

Dado que este grupo, clase media alejados, está diseminado por toda la Arquidiócesis y representa un alto porcentaje de la población, consideramos que debería existir en la Arquidiócesis una Pastoral específica, porque pueden ser fermento en este tipo y en otros tipos de familias.

 

Son de quienes va a depender en gran porcentaje el futuro de la familia, la Iglesia y por consiguiente, la nación.

 

Por esto el mensaje ha de ser presentado destacando la Historia de la Salvación, por su integralidad a lo humano y que nos muestra: amor, humildad, respeto, esperanza. Todo lo anterior adecuado a los destinatarios específicos.

 

A través de: sectorización, visiteo, retiros, salir al encuentro de las familias, testimonios, aprovechar las festividades religiosas y nacionales, formar comunidades en donde se les invite a prepararse en temas de interés para todos, tales como: divorcio, madres solteras, curanderismo, desempleo, relaciones padres—hijos, la mujer como pilar de la familia, etc.

 

Urge que el agentesea del mismo ambiente, evangelizado, preparado, sencillo, humilde, respetuoso, disponible, con sentido misionero y con pulcra imagen persona.

 

 

 

FAMILIAS DE ALEJADOS

CLASE ALTA

 

 

Familias de alejandos, de clase alta, con poca referencia a los pobres y con jóvenes en situaciones críticas.

 

Es sector socioeconómico y cultural privilegiado; participativo en la dirección y toma de decisiones en el país; clase de dirigentes y semillero de líderes.

 

El proyecto misionero abarca a todos y nos convoca a reunir a las mismas.

 

El testimonio cristiano de una familia hace surgir las vocaciones de crecimiento y madurez necesarios para asumir un compromiso de participación eclesial, que pueda prevenir el alejamiento de las familias y de los jóvenes; rescatándolas de las tendencias que los desintegran; favoreciendo su propia identidad humana y cristiana; concientizándolas de los grandes problemas de injusticia social y despertando su sensibilidad para ayudar a los desvalidos.

 

El mensaje debe transmitir los valores de J C en forma convincente, sencilla, vivencial, amable, sensible a la responsabilidad de poner los dones recibidos al servicio de los demás, etc.

 

Apoyanros en colegas, instituciones religiosas, movimientos apostólicos, recursos pedagógicos; en actos de oración y liturgia; organizando grupos de matrimonios autónomos y vinculados a la Parroquia; actualizados y enriquecidos con el intercambio de experiencias; formación permanente de líderes.

 

Aprovechar el acceso a los hogares al visitar a los enfermos, los MECE.

 

Los agentes que van a trabajar en esta pastoral deben tener carisma, pertenecer al mismo nivel sociocultural; dar un testimonio de vida cristiana; conocer: la misión del laico en la Iglesia; la problemática de la familia actual; la extrema pobreza económica y espiritual que les rodea; saber orientar y recurrir a las personas e instituciones especializadas para atender dicha problemática.

 

1. ¿Dónde y cómo ubicamos geográficamente a este tipo de familias?

 

  • En algunas regiones la clase media y/o pupular se encuentran distribuidas en todas partes, la mayoría de las veces la clase marginada se encuentra en periferias.
  • Las tres clases (media, popular y marginada) tienen la misma problemática.

 

2. ¿Qué caminos sugerimos para encontrarnos con ellas, para salir a su encuentro?

 

  • Hacer un censo para conocer en forma más real a la población.
  • Hacer visiteos constantes que actualicen el censo.
  • Partir de las necesidades espirituales, materiales y económicas.
  • Reuniones periódicas para superar cualquier problemática que se encuentre y dar solución.
  • Dar una vocación pastoral con el sentido de detectar personas que realicen su apostolado ya sea laical o ministerial.
  • Que haya continuidad en el programa pastoral aún cuando surja un cambio de párroco.
  • Integrando las diversas casas religiosas que se encuentren en la parroquia y/o decanato.

 

3. ¿Qué características tendrá el mensaje que queremos inculturizar en estas familias?

 

  • Que el mensaje sea de unidad, liberación y profundo.
  • Debe ser testimonial, de unidad, alegre, con amor, claro,sencillo, llevando el mensaje de Cristo vivo.

 

4. ¿Qué medios parecen adecuados para la inculturación del mensaje en estas familias?

 

  • Medios de comunicación masiva.
  • Folletos.
  • Revistas.
  • Periódicos.
  • Religiosidad popular.
  • Intercambio de materiales y de experiencias.
  • Medios de caridad asistencial.
  • Homilía.
  • Oración.
  • Renovación constante del Bautismo y Confirmación, por medio de retiros donde se asuma el compromiso apostólico.

 

5. ¿Qué perfil han de tener los agentes que se aboquen a la pastoral para este tipo de familias?

 

  • Dar sentido de Iglesia.
  • Dar testimonio.
  • Que tenga el conocimiento de los servicios que tenga y preste la parroquia.
  • Que el laico irradie y refleje el rostro vivo de Cristo.
  • Que tenga y siga un proceso catecumenal para seguir creciendo en su fe.
  • Tener a Cristo como centro de su vida.
  • Ser servidor y no servirse de los demás.

 

 

 

 

ESCUELAS

 

PROPUESTA

 

Valorar en la Arquidiócesis la Pastoral Educativa para que en comunión con la pastoral parroquial podamos caminar juntos, para que:

 

  1. Las Escuelas Católicas cumplan con su razón de ser en su campo propio.
  2. Se pueda trabajar juntos en la prioridad sinodal Familias Alejadas de la Influencia del Evangelio — Pobres y Jóvenes.
  3. Se busque el camino para evangelizar e incorporar a la evangelización las otras realidades escolares presentes en el territorio.

 

SUGERENCIAS

 

  • Favorecer encuentros de párrocos y responsables de los colegios; compartir opiniones, planes, métodos, proyectos, materiales.
  • Actuar ya sin miedos, cuando se tiene seguiridad los supervisores no obstaculizan.
  • En las escuelas puede haber una presencia cristiana, sobre todo ahora que ya jurídicamente se puede hacer.
  • Detectar personas con las cuales se puede buscar camino evangelizador.
  • Elaborar programas comunes: parroquias — escuelas para resolver la prioridad sinodal.
  • En el colegio debe hacerse eco de la vida de la Iglesia, pequeñas campañas con la parroquia.
  • Lo que se hace en las parroquias darlo a conocer a los alumnos.
  • Que en la parroquia se tome en cuenta al laico con relación a la pastoral educativa.
  • Que sea efectiva la Comisión de Educación y Cultura.

 

MAESTROS

 

Dado que hay escuelas oficiales y particulares, nos abocamos a maestros de escuelas oficiales:

 

Porque son mayoría y carentes de la formación evangélica, considerando que hay varios niveles, los dividimos en maestros de educación básica, media, media superior y superior.

 

Consideramos que debería de existir en la Arquidiócesis de México una pastoral que atienda a la formación del maestro en sus diferentes niveles, especialmente en la educación en la fe.

 

Porque encontramos que existe una falta de formación y vocación al servicio de la comunidad carente no sólo de pedagogía, sino también de valores humano — cristianos, que redunda en perjuicio del educando, expresado en las siguientes actitudes: incongruencia de lo que se enseña y lo que se vive.

 

Como consecuencia de ellos, crea en el educando una falta de formación integral, dejando mucho que desear en su vida futura y como consecuencia de ello, tenemos los hechos lamentables de vandalismo, que acaban de suceder en el Ángel.

 

Por eso el mensaje debe presentarse destacando, entre otras cosas, su compromiso como agente de evangelización en un lenguaje claro que ilumine sus intereses, que responda a las necesidades y cuestione las deficiencias.

 

Podemos llegar a ellos a través del mismo maestro, de los padres de familia, mediante eventos que propicien esta actividad.

 

Aprovechando la materia, la libertad de cátedra e iniciativas propias del evangelizador para llevar a cabo el objetivo del maestro, a través de los siguientes medios específicos:

 

El maestro laico y el sacerdote deben aprovechar los encuentros con los feligreses como: misas de graduación, XV Años, presentación a los tres años y otros eventoes como serían día del maestro, día del padre, de la madre, etc.

 

Urge que el maestro sea un agente de evangelización que trabaje con entusiasmo en la pastoral, conociendo el ambiente que le rodea, con entusiasmo y gusto integrar a sus compañeros en esta labor.

 

PROPUESTAS

 

Que se vigile en las preparatorias particulares católicas la verdadera enseñanza de la materia "Moral".

 

Apoyar mediante descuentos o becas a los maestros que tienen la inquietud de ser agentes de pastoral, par que participen en cursos o conferencias que ofrecen las universidades católicas o instituciones de formación cristiana.

 

 

 

ORGANIZACIONES POPULARES Y CIVILES

 

Consideramos que en general son organizaciones no gubernamentales como organismos por los derechos humanos, organismo por la democracia, que ofrecen una respuesta a la pobreza, hacen propuestas de paz ante la inestabilidad del país que atañe toda la ciudadanía, independientemente de los partidos políticos o instituciones.

 

Organización popular, agrupa personas de un lugar o colonia que se unen para una lucha concreta: vivienda, escuelas, tierra.

 

Nos damos cuenta que en nuestra Ciudad hay muchas organizaciones populares civiles que luchan por los derechos humanos, la dignidad, la justicia.

 

Creemos que la Iglesia debe decir algo ante esta realidad, que nos cuestiona y debemos ver como signo de los tiempos.

 

Consideramos que la Iglesia debe reconocer estas organizaciones y decubrir en ellas la semilla de la presencia de Dios y fortaleza, para que no se pierda, sino que florezca.

 

Debe respetar su autonomía y rescatar su forma de organización de manera que permanezcan para lo cual fueron creadas.

 

Ante esto, los laicos pero no solos, sino con el párroco, el obispo, debemos asumir un compromiso claro y con un pleno de lo que sucede en nuestro alrededor.

 

Para esto proponemos una pastoral diferenciada que atienda al campo de las organizaciones populares y civiles y que puede concretarse en un programa con el equipo pendiente de integrar según el programa específico III.

 

Por lo cual consideramos urgente la formación del equipo de la pastoral para esta área.

 

 

MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL

 

1. Motivos por los que se eligió este tema.

 

Constatación de que:

 

La Iglesia está alejada de los medios de comunicación.

Los medios están alejados de la Iglesia.

Convicción de que:

 

Los medios de comunicación son de gran eficacia pastoral.

Urge contrarrestar el daño que hacen algunos medios de comunicación.

Nuestra gente capta muy bien los símbolos y las imágenes y de ellas se alimenta.

 

2.- ¿Qué medios se sugieren para que la Iglesia esté mas presente en los medios de comunicación?

 

  • Dar a conocer y promover el periódico "Nuevo Criterio".
  • Que en las Vicarías haya una oficina de comunicaci6n social.
    - Con un equipo en el que se integren laicos con capacidad profesional, dinámica y creativa.
    - Que haya personas cualificadas para cuando los medios de comunicación soliciten algún servicio o informaci6n.
    - Que tenga una área de publicidad que dé a conocer el material existente, lo promueva y lo difunda (SINE, Paulinos, Centro Javier etc.).

 

Los Paulinos presentan tres proposiciones:

 

  • Unir las fuerzas de las Editoriales cató1icas (Ej., el trabajo conjunto en la edición del Catecismo Universal.
  • Los Paulinos ofrecen cursos itinerantes para formar evangelizadores a través de los medios de comunicación social.
  • Seguir promoviendo la idea de fundar una Agencia Católica de noticias a nivel nacional.

 

Otras propuestas:

 

  • Maquinitas de juego diseñadas para un entretenimiento adecuado de los niños.
  • Crear revistas adecuadas a los jóvenes con temas que a ellos interesen: sexo, sida, etc., (y no busquen las informaciones en revistas que los dañan).
  • Encarnar la comunicación en el momento actual.
  • Red telefónica de comunicación.
  • Organizar una feria del libro católico.
  • Circuito cerrado de TV.
  • Buscar entrar en los canales públicos ya establecidos:
         Feria del Libro.
         Bibliotecas publicas.

 

Potenciar y cultivar

 

                    rotafolios, carteles, audiovisuales, casetes.

 

Todo el material útil para la formación de agentes y las comunicaciones grupales.

 

Los podemos y debemos hacer porque no son costosos y son urgentes.

 

3.- ¿Qué características debe tener el mensaje que queremos dar a nuestra población?

 

  • Con símbolos e imágenes.
  • Con claridad y sencillez en el lenguaje.
  • Transmitir el Evangelio como un mensaje novedoso e impactente.
  • Que comunique valores.
  • Hablar de todo cristianamente.

 

4.- Perfil de los agentes laicos que se dediquen a la comunicación.

 

  • Profesionales.
  • Personas que sepan trabajar en equipo.
  • Abiertos a coordinar esfuerzos con otros comunicadores.
  • Vocación para ser comunicadores con inspiración cristiana.

 

PROPUESTA GENERAL

 

  • Que se de cauce institucional a estas propuestas.
  • Que huya un Congreso de comunicadores en el que se analice la urgencia de la evangelización por los medios de comunicación social.
  • Creación del Departamento de Comunicación Social para la Arquidiócesis.

 

 

 

GRUPOS ANÓNIMOSs

(Alcohólicos, Drogadictos, Neuróticos...)

 

Teniendo conocimiento de este problema, ya que se da en todo nivel social y en todas partes de la Arquidiócesis, consideramos que se debería crear una pastoral que se encrgue de trabajar con los grupos anónimos (alcohólicos, drogadictos, nauróticos, etc.), para el acompañamiento de estos en su camino hacia Dios.

 

Este acompañamiento de laicos, sobre todo los que han tenido estas experiencias anónimas y que ya están trabajando en parroquias.

 

Para esto es necesario que los párrocos conozcan los grupos que hay en su territorio parroquial, presentarse ante ellos, ser conscientes de su enfermedad y después tener disposición, cuando éstos necesiten el acompañamiento espiritual.

 

Debe ser el primero en no rechazarlos, ya que ellos vienen de un grupo y quieren seguir creciendo en una comunidad (Dios no rechazó, la Iglesia tampoco te rechaza).

 

Que la parroquia disponga un lugar y dos o tres laicos para en un primer momento escucharlos y prepararlos para la participación dentro del trabajo de la comunidad.

 

Tener cada párroco un ideario que sea observado con una responsabilidad de él para un programa como los hay: Comunión, Confirmación, etc., también de los anónimos.

 

 

 

 

 

PROTAGONISMO JUVENIL

 

PROBLEMÁTICA Y PROYECCIÓN

 

A pesar de que los Programas Específicos I y II señalan como actividades para la evangelización el atender a los diversos grupos juveniles mediante la formación de sus propios líderes naturales, así como favorecer al protagonismo juvenil en las comunidades locales de modo que los jóvenes sean agentes promotores de su propia comunidad, así como activar proyectos de promoción humana para los jóvenes, a fin de que sean agentes y destinatarios de la pastoral social y, que esto se reitera en los puntos 290 y 291 del Decreto General.

 

A pesar de que existe la UIJAM, la cual sabe señalar, está siendo reestructurada, a efecto de dar un mejor y mayor servicio, así como equipos de Pastoral Juvenil en algunas zonas.

 

Persiste la indiferencia, apatía y falta de apoyo económico, espiritual y humano, e inclusive obstrucción de los párrocos, decanos y vicarios episcopales, para la realización de estos objetivos, así como la resistencia a aceptar la intervención y participación del joven en el ámbito eclesial los programas pastorales, esto por falta de confianza y entendimiento de la naturaleza del joven.

 

Con este panorama, toda vez que el objetivo de esta Asamblea es la revisión y evaluación de estos programas, consideramos necesario señalar algunos aspectos a realizar, para llevar a cabo estos lineamientos ya marcados.

 

Que los obispos o vicarios episcopales designen al responsable de la Pastoral Juvenil de la zona (en donde aún no existe), considerando las propuestas que al respecto hagan los equipos de Pastoral Juvenil existentes o en su defecto, nombrarlo de motu propio en orden a las capacidades o vocación del posible candidato.

 

Que le otorgue su total apoyo, desde la capacitación hasta la realización de planes específicos al asesor nombrado a fin de motivarlo en el desempeño cabal de su responsabilidad.

 

Consolidar equipos de decanato o de sector que ejecuten los objetivos y actividades de estos programas y brindar el apoyo necesario para su adecuado funcionamiento.

 

Párroco. Impulsar los procesos de los grupos juveniles existentes, partiendo de un diagnóstico sobre la situación de la población juvenil de su parroquia.

 

Abrir los espacios que permitan la evangelización de los jóvenes de su parroquia.

 

Otorgar becas para la capacitación de los líderes de los diferentes grupos juveniles.

 

Asesor de Pastoral Juvenil de vicaría. Animar, motivar y suscitar la formación de los equipos de decanato de cada uno de los decanatos de la zona a la que pertenece.

 

Fungir de enlace entre la vicaría de juventud y los equipos de decanato conjuntamente con el equipo de Pastoral Juvenil de Zona, así como entre el vicario episcopal u obispo y el equipo de Pastoral Juvenil de Zona.

 

Elaborar un mecanismo de evaluación permanente respecto al avance de los programas de cada vicaría.

 

No queremos señalar más líneas de acción, estas ya están dadas y están convertidas sólo en discurso, sólo es necesario un cambio de mentalidad y de actitudes de las instancias jerárquicas ya mencionadas, para impulsar afectiva y efectivamente el trabajo de la Pastoral Juvenil.

 

 

 

PARROQUIAS CON MAYORDOMÍAS

 

Dado que hay 70 parroquias (mas capillas) en 5 Zonas Pastorales (8, 7, 6, 5, 1 y 2, aproximadamente), con el fenómeno sociológico de las mayordimías, consideramos que debería haber en la Arquidiócesis de México, una pastoral específica que elaborara directrices concretas y diera acompañamiento a los programas propuestos, donde se da esta fenomenología para inculturar el Evangelio en sus expresiones culturales (de las mayordomías) proponemos lo siguiente:

 

  1. Salir al encuentro de elos, en las misas que piden con ocasión de difuntos, barrios, fiestas, cambios de mayordomía, etc.
  2. Partir de sus propios intereses para superar conflictos y dar pasos encaminados a la evangelización.
  3. Tener mucha paciencia y respeto a sus expresiones culturales de religiosidad popular. Acompañar más que hacer celebraciones o actitudes paralelas (contraponiendo la liturgia y lo popular).
  4. Teniendo en cuenta que con frecuencia se sienten dueños del templo y del párroco a quien llegan a ver como un rival en lo relacionado con el dinero y que por este motivo y por la forma de celebrar la fiesta parroquial o de algún santo, proponemos:
    a) Que los párrocos donde hay esta fenomenología, no estén solos (tengan vicario).
    b) Que se escojan sacerdotes que sientan una vocación especial para trabajar donde hay mayordomos y fiscales .
    c) Que los párrocos con esta situación se reunan regularmente y evalúen, poniendo en común su trabajo, procurando afrontar en forma conjunta los problemas que se les presenten.
    d) Normalmente todo sacerdote tiene mentalidad de cambio, pero primero debe conocer bien la realidad, sin prejuicios, antes de actuar.
  5. Todo agente (sacerdote) debe tener una actitud de adaptabilidad y los aspectos antropológicos, tenerlos muy en cuenta.

 

 

 

PASTORAL HOSPITALARIA

 

¿Dónde y cómo ubicamos geográficamente a este tipo de familias?

 

  1. En la Arquidiócesis hay 150 centros hospitalarios de primer orden, tenemos los grandes centros de evangelización concentrados en una gran Ciudad. Hay nuevas políticas en cuanto a la atención de enfermos que ante una pequeña mejoría del enfermo, son desplazados a sus domicilios.
  2. Tener en cuenta los grandes centros hospitalarios, las clínicas, sanatorios y centros comunitarios de salud.
  3. En el hospital se da el cruce de caminos de la complejidad familiar en las dimensiones moral, afectiva, socioeconómica, etc. Esta complejidad no sólo se da en la habitación del enfermo, sino en la misma sala de espera, donde se encuentran los familiares.
  4. Hay que trabar al enfermo no como paciente, sino como humano e hijo de Dios, involucrando a la familia y al personal hospitalario.
  5. En algunos casos existe un abismo entre el hospital y la parroquia que a pesar de la cercanía geográfica, no hay relación de comunicación.
  6. En otros casos hay una ausencia de comunicación entre los religiosos asistenciales y el párroco.
  7. La atención espiritual se da solamente cuando lo pide el enfermo o la familia.
  8. Que el sacerdote recuerde y asuma su responsabilidad en la atención de los enfermos hospitalizados de su parroquia.
  9. Los sacerdotes, las religiosas y los religiosos apoyen la pastoral de enfermos hospitalizados.
  10. Cambiar la mentalidad del laico y del sacerdote para que ambos asuman sus responsabilidades..
  11. Muchas veces la agenda del padre le impide el visiteo a enfermos y descarga sus funciones en los laicos, especialmente en los MECE's.
  12. Considerar al enfermo en su entorno familiar y hospitalario.

 

¿Qué caminos sugerimos para encontrarnos con ellos, para salir a su encuentro?

 

  1. Que los agentes de pastoral de la salud salgan hacia el enfermo y su familia en los centros hospitalarios.
  2. Que laicos y sacerdotes lleven un plan de pastoral de conjunto en relación al ejercicio de su ministerio, respetando la diversidad de dones y carismas.
  3. Que se trabajan los hospitales por medio de un equipo permanente de laicos con formación específica, asesorados y guiados por un sacerdote: que este equipo haga un diagnóstico de la posible actividad pastoral en el hospital que le permita al sacerdote encaminar acciones directas. Que ese equipo responda fielmente a su vocación.
  4. Que se constituya un equipo eclesial formado por sacerdotes y diáconos, religiosas, religiosos y laicos e involucrando a personal de enfermería, así como a médicos y paramédicos.
  5. Que el hospital sea considerado como un sector dentro de la pastoral de conjunto parroquial.
  6. Que el párroco delegue responsabilidades y facultades a este equipo para un trabajo armonioso.
  7. Que el párroco oficie una Misa para el hospital en la cual la homilía se oriente hacia el personal de salud, para concientizarlo de su misión.

 

¿Qué características tendrá el mensaje que queremos inculturar a estas familias?

 

  1. Que permita transmitir la vivencia de Dios al otro.
  2. Que lleve la profundidad de que el sufrimiento es un medio de santificación y no de castigo.
  3. Que asocie la enfermedad a la Redención de Cristo.
  4. Que dignifique a la persona que sufre.
  5. Que encarne la misericordia de Dios, de tal manera que ilumine los momentos más fuertes de angustia y desesperanza en el enfermo y su entorno próximo (familia y personal que lo atiende).

 

¿Qué medios parecen adecuados para la inculturación del mensaje a estas familias?

 

  1. La oración y una espiritualidad que nos abra a la acción del Espíritu.
  2. Privilegiar el testimonio de la presencia del agente de pastoral de salud como medio de evangelización.
  3. La lectura de la Sagrada Escritura con pasajes específicos sobre el camino del dolor.
  4. Promover la Misa por televisión y radio.
  5. Promover al enfermo como agente de evangelización en su familia y en su entorno hospitalario.
  6. Elaborar material adecuado como una carta que los párrocos envíen a sus enfermos hospitalizados.
  7. Felizmente existe una Vicaría Sectorial de Pastoral de Salud en la Arquidiócesis que anima, coordina y orienta estos medios.

 

¿Qué perfil han de tener los agentes que se aboquen a la pastoral para este tipo de familias?

 

1. Considerar 3 ejes en el perfil del agente pastoral:

 

a) Formación.

b) Vocación.

c) Acompañamiento.

 

2. Las características que deben reunir los agentes son:

 

  • Entrega.
  • Humildad.
  • Capacidad de servicio.
  • Tiempo disponible.
  • Sensibilidad al sufrimiento.
  • Respetuoso de la persona del enfermo y de sus valores religiosos.

 

 

 

PASTORAL MILITAR

 

ELEMENTOS PARA UNA PASTORAL
DE LOS MILITARES EN MÉXICO

 

La vida del hombre, es vida de soldado

(Job 7, 1)

 

1.- La vida de los pueblos se puede estudiar en la historia de sus Instituciones, y para nuestro México, las Instituciones principales que lo han articulado en todas las épocas son los órganos de gobierno del Estado, las Instituciones Militares y las Instituciones Religiosas, que siempre han estado fundamentadas en Instituciones Educativas específicas.

 

2.- En nuestro antiguo México encontramos como las más importantes Instituciones Educativas, que contribuían a la peculiar fisonomía del Pueblo Mexica el Calmecac o escuela para sacerdotes, y el Telpochcalli, o escuela para los guerreros. La formación en estas Instituciones no era signo de una contraposición o separación absoluta de la dimensión religiosa y la dimensión cívico-militar del pueblo, por el contrario fueron la garantía de la identidad cultural de una nación. Fray Bernardino de Sahagún nos dice:

 

"Cuando nacía una criatura luego los padres hacían voto y la ofrecían según su intención: al calmecac para que fueran ministros de los dioses cuando fueran mayores, o al Telpochcalli, para el servicio del pueblo y para las cosas de la guerra" (Códice Florentino).

 

3.- Estas antiguas Instituciones, de alguna manera, siguieron en los momentos posteriores de nuestra historia y, en el orden sociológico podemos afIrmar, tienen una continuación cultural que produce en ciertas épocas una fisonomía que se ve profundamente enriquecida y transformada, sin cambiar su naturaleza, por la predicación del Evangelio y la participación de la cultura cristiana occidental. A lo largo de la historia han tenido momentos de grandeza y gloria o momentos de crisis, pero siempre en cuanto existen tienen esperanza de constante renovación y perfeccionamiento en sus propias raíces.

 

4.- Acerca de las Fuerzas Armadas, como Institución, Santo Tomás de Aquino, el sol de la Teología Católica, ya en el siglo XIII enseñaba:

 

"... los guerreros son una parte necesaria en el Estado, cuyo fin es el de proteger a las otras partes de los atacantes. Para ésto hay militares en una nación, para que puedan contener a los enemigos de su patria; y por ello al ascender a un grado militar se obligan, con juramento, a no rehuir la muerte por su patria... por lo tanto, el guerrero es necesario para la república, y una parte principal de la política; porque su oficio es asistir al gobernante en la ejecución de la justicia, y luchar fiel y constantemente contra los enemigos, para conservar la patria" (Opúsculo sobre el gobierno de los príncipes L. IV, c. 24).

 

Con toda razón entonces, el Papa Paulo VI afirmó: "Sí; como todas las naciones, deben mirar por su defensa y poseer un ejército, todo mundo lo sabe que lo hace para cumplir un deber" (2 de abril de 1964).

 

5.- Así sin entrar en más reflexiones históricas y doctrinales, podemos afirmar que la Institución Militar tiene para su existencia en México una legitimidad histórica, cultural, social y jurídica. Por esta razón, como afirma el Concilio Vaticano II, goza por sí misma de una justa autonomía relativa por lo que tiene "propias leyes y valores" que constantemente deben ser descubiertos, renovados y ordenados, según su propia naturaleza.

 

CRISTO y LOS SOLDADOS

 

6.- La historia de la Iglesia, ya desde sus mismos orígenes evangélicos, se ha encontrado directamente con los militares y muchos de ellos han sido objeto de una especial predilección. Por eso no podemos olvidar aquel encuentro entre Jesús y el Centurión en el que el militar solicita humildemente que Jesús atienda a uno de sus servidores y, cuando Jesús está por ir, este hombre dice aquellas memorables palabras que repetimos siempre en la misa: "Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa, dí solo una palabra y mi criado sanará ", y la elogiosa respuesta del Señor: "Os digo, ni en Israel he encontrado una fe tan grande (Cfr. Lc 7, 6ss), o aquél momento en que disponían los judíos quebrarles las piernas a Jesús que ya había muerto y, el soldado de guardia para evitar que fuera roto el cuerpo del Señor, atraviesa con la lanza el costado del Redentor, haciendo que se cumplieran las Escrituras (Cfr. Jn 19, 31ss).

 

7.- ¿Cómo no recordar la experiencia de San Pedro cuando va en busca de Cornelio, el Centurión, para bautizarlo y así darse cuenta que el Dios quiere la salvación para todos (Cfr. Hchs. c. 10)? ¿Cómo poder olvidar la lista interminable de cristianos y, aún de santos, que fueron leales y valientes soldados a lo largo de toda la historia y de todas las naciones donde había cristianos?

 

8.- Ahí están San Sebastián Mártir, San Martín de Tours, San Jerónimo Emiliano, San Conrado de Piascenza, San Marino, San Víctor, San Bernardo, San Ignacio de Loyola, San Fernando Rey, San Luis Rey y otros muchos más que fueron llamados a la santidad heroica por Jesús N. S., desde su vocación y función militar.

 

9.- En nuestra Patria recordamos con admiración y agradecimiento, a los irlandeses que formaban la legión de San Patricio, que entró con el ejército invasor americano y después de descubrir lo injusto de la invasión, con su espíritu profundamente cristiano católico, decidieron defender a nuestra Patria y unirse a nuestro Heroico Ejército Mexicano donde militaban los Niños Héroes de Chapultepec, encontrando por esta "grave osadía" ser martirizados en el convento de San Jerónimo, en el sur de la Ciudad de México.

 

RECONOCIMIENTO DE LA IGLESIA A LA FINALIAD DEL EJERCITO

 

10.- Nos enseña el Concilio Vaticano II que:

 

"La paz no es la mera ausencia de la guerra, ni se reduce al solo equilibrio de las fuerzas adversarias, ni surge de una hegemonía despótica, sino que con toda exactitud y propiedad se le llama obra de la justicia". La paz en la tierra no se puede lograr si no se asegura el bien de las personas y la comunicación espontánea de sus riquezas de orden intelectual y espiritual. Es absolutamente necesario el firme propósito de respetar a los demás hombres y pueblos, así como su dignidad y el apasionado ejercicio de la fraternidad, en el orden a construir la paz" (GS 78).

 

11.- Ahora bien, un elemento fundamental en la Nación, para la consecución y preservación de la paz, la constituye la Institución Militar. La obra de la paz es de todos, cada quien según su puesto y responsabilidad. La paz, ciertamente, depende de todos, pero tienen como obligación procurarla aquellos hombres que siempre preparados y dispuestos a actuar en los momentos más difíciles, tienen como tarea ordinaria ser garantía de la seguridad de todo el pueblo y del Orden Jurídico de la Nación. El Concilio Vaticano II afIrma:

 

"Los que al servicio de la Patria se hallan en el ejército, considérense instrumentos de la seguridad y libertad de los pueblos, pues desempeñando bien esta función contribuyen realmente a estabilizar la paz" (GS 79).

 

12.- La misión de la paz exige muchas veces grandes sacrificios y renuncias que lo hagan apto para servir a los intereses más altos de la Patria, "La vocación del soldado, es por definición, como todos lo saben, una vocación de servicio" (Juan Pablo II, a los militares belgas, junio de 1985). Pero vocación no es mera ocupación o profesión, es ante todo una manera específica de concebir y desarrollar la vida. La vocación militar es un llamado sublime que exige responsabilidad en el cumplimiento del deber y llevar adelante la vida con un estilo marcado con los más grandes valores de la conducta personal y social. Por esta razón el Papa no duda en decirles a los militares:

 

"La moralidad de su profesión, queridos militares, está vinculada a este ideal de servicio a la paz en cada una de las comunidades nacionales, y todavía más en el contexto internacional. La lógica del servicio, es decir, del compromiso en favor de los demás, es fundamental en la visión cristiana de la vida. Volver de nuevo a esta fuente significa descubrir la motivación profunda de su específica condición que comporta disponibilidad, sacrificio, espíritu de solidaridad por encima de los intereses personales y familiares, aunque sean legítimos" (Juan Pablo II, 8 de abril de 1984).

 

13.- Las Fuerzas Armadas de las diversas naciones son:

 

"...los soldados con los que cuentan los países para asegurar, en todo momento, su derecho a vivir libremente, en la tranquilidad y en la dignidad" (S. S. Juan Pablo II, en la XXV Peregrinación Internacional de los militares a Lourdes en 1983).

 

Por esta razón los Obispos Latinoamericanos cuando se reunieron en Puebla no dudaron en afirmar, cuando se pronunciaron con respecto al papel de los militares en la sociedad:

 

"...garantizar las libertades políticas de los ciudadanos..., garantizar la paz y la seguridad de todos..., ser defensores de la fuerza del Derecho. Propiciar una convivencia libre, participativa y pluralista (Puebla 1247; Cfr. Sto. Domingo 99 y 119).

 

PREOCUPACIÓN PASTORAL DE LA IGLESIA
POR LOS MILITARES y SUS FAMILIAS

 

14.- La Iglesia en México preocupada por el servicio pastoral de las Fuerzas Armadas en México, desde hace años, muchas veces y de muy diversas maneras ha procurado ayudar a los miembros de esta Institución y sus familias. Actualmente, en la Rectoría de Cristo Rey de la Paz ha querido que de una manera específica se apoye a esta porción del Pueblo de Dios, con una particularísima atención al Hospital Central Militar, al Velatorio Militar y que desarrolle un servicio de catequesis y evangelización a la familias que habitan en las zonas residenciales militares de esta zona.

 

15.- Además de estos servicios pastorales y sacramentales se fomenta una vida de oración y de formación cristiana. En todas las misas y jornadas de oración que se realizan en está Rectoria siempre se tiene presente a todos los miembros de la comunidad militar, porque sabe que se hallan muchas veces sometidos a grandes tentaciones y en graves peligros espirituales, morales, fisicos y materiales. ¡Cómo olvidarnos de los hombres y mujeres que sacrifican grandes bienes por servir a toda la Nación, y que muchas veces son incomprendidos y menospreciados.

 

16.- Con frecuencia y en muchos medios, esta labor de la Iglesia a veces se ha mal entendido, criticado y hasta objetado injustamente. Hay a quien le parece equivocada esta decisión de atender espiritual y sacramentalmente a los miembros de las Fuerzas Armadas y dicen, como si fuera razón suficiente: "El Ejército en el Continente ha quedado marcado por sus formas concretas de actuar". A estas personas, con todo respeto, queremos recordarles los criterios del Salvador ante cualquier situación, respecto a todo hombre o mujer: Nuestro Redentor no vino por los sanos sino por los enfermos (Cfr. Lc 5, 32), vino a salvar lo que estaba perdido.

 

17.- Cuestionan la atención específica y directa a esta comunidad de bautizados, por un supuesto "signo negativo". Jesús, con consideraciones humanas como ésta, podía cuidar su prestigio y no juntarse con publicanos y pecadores, por el escándalo que provocaría, pero no dudó en ir a estos hombres y mujeres, aquel acontecimiento con la Sirio-Fenicia que pedía por su hija y, que Jesús en un primer momento la rechaza y le dice que no es bueno darle a los perritos el pan de los hijos y, que ante la humildad de la mujer le concede lo que ella pide (Cfr. Mc 7, 24).

 

18.- Muestra de este amor de Cristo y de la Iglesia es que ha instituido una pastoral específica para los enfermos y otra llamada Pastoral Penitenciaria. Si estas personas han encontrado una atención privilegiada en el seno de la Iglesia, ¿por qué no los militares que son miembros de nuestro pueblo y con deseos de servicio a toda la Nación?

 

19.- Otros más cuestionan este apostolado específico y hasta llegan a preguntar: "¿Hay atención especial para maestros, médicos, ...etc. ? A estas personas queremos recordarles cómo la Iglesia ha dedicado grandes esfuerzos a la Pastoral Universitaria, que tienen hasta parroquias o capellanías estables, en instituciones públicas o privadas, porque ha juzgado necesario atender a estos núcleos humanos donde se ha de establecer un diálogo con la cultura y, donde además, acuden de manera muy especial los jóvenes que el día de mañana tendrán puestos de responsabilidad en el País y, esto, a pesar de que en el seno de muchas instituciones superiores de educación muchas veces se cuestiona, se ataca y se persigue lo religioso.

 

20.- No obstante todas las objeciones que pueda haber, la Iglesia en toda su historia ha atendido a las personas que militan en las Fuerzas Armadas. De manera específica desde el siglo IV, y a lo largo de los años no ha dejado de alentar y orientar este servicio pastoral a través de sabios documentos. En estos últimos tiempos el propio Papa Juan Pablo II ha querido dar a la Iglesia una Constitución Apostólica, sobre este particular, que es un documento de la más alta importancia equiparado a las leyes fundamentales de la Iglesia expresadas en el Derecho Canónico. Esta Constitución Apostólica se llama Espiritual Militum Curae y dice en su introducción:

 

"La Iglesia de conformidad con las variadas circunstancias, ha velado siempre con la mayor solicitud por el cuidado pastoral de los militares. Ellos en efecto constituyen un grupo social determinado y por sus especiales condiciones de vida, ya se incorporen voluntaria y establemente a los ejércitos, ya se recluten por la ley para un tiempo determinado, necesitan una atención pastoral concreta y específica".

 

21.- y aunque ninguna de estas sabias indicaciones se hubieran dado, los bautizados que militan en las Fuerzas Armadas, tienen un derecho natural y cristiano, un Derecho Humano. A ser atendidos en sus necesidades morales y espirituales tomando muy en cuenta sus especiales condiciones de vida. El mismo Código de Derecho Canónico así lo reconoce al decir que:

 

"Los fieles tienen el derecho a recibir de los Sagrados Pastores la ayuda de los bienes espirituales de la Iglesia, principalmente la Palabra de Dios y los Sacramentos" (c.213).

 

y por otro lado grava la obligación de los ministros sagrados, al decir, esta misma Ley Fundamental de la Iglesia:

 

"Los ministros sagrados no pueden negar los Sacramentos a quienes los pidan de modo oportuno, estén bien dispuestos y no les sea prohibido por el derecho recibirlos" (c.843).

 

22.- Por otra parte, cabe señalar que la atención pastoral a los militares no presupone, de ninguna manera, ser enemigo de aquellos a quienes los militares deben enfrentar en un determinado conflicto o aprobar a "a priori" las acciones de un ejército; mucho menos significa aprobar o desaprobar las acciones de un estado. Quien conozca los mecanismos de funcionamiento normal de las Fuerzas Armadas, así como la naturaleza de las decisiones políticas comprende esto perfectamente.

 

CONCLUSIÓN

 

23.- Queremos servir y alentar a los miembros de las Fuerzas Armadas de México y a todos los miembros de esta Institución. Sabemos que su trabajo es difícil y muchas veces incomprendido y por eso rogamos a Dios Todopoderoso por ellos y sus familias a fin de que logren cumplir con toda

fidelidad y lealtad su delicada misión de servicio a la Patria.

 

24.- Para cumplir con generosidad y heroísmo esta labor tan importante en nuestra amada Patria necesitamos todos una constante conversión. El peligro que se aniden en nuestros corazones intereses distintos al del noble servicio a la paz y la seguridad, sólo se pueden superar en la cercanía a Dios, por eso debemos suplicar constantemente lo que el Salmo 24 nos proclama: "Descúbrenos Señor tus caminos."

 

25.- Hemos realizado una prologada Jornada de Oración por la paz, con muchas de sus familias, desde el principio de este año, deseamos continuarla hoy más que nunca, pues necesitamos apoyar con la fuerza potente de la oración de Cristo, que por la acción de su Santo Espíritu, mueva las voluntades e ilumine lo más profundo de los corazones en las negociaciones por la paz y la reconciliación que se están llevando a cabo en San Cristóbal de las Casas, reconciliación y paz que deben ser las actitudes leales y sinceras de todos los que directa o indirectamente, voluntaria o involuntariamente están involucrados en este lamentable conflicto.

 

26.- Debemos ser siempre heraldos de paz y renovar constantemente nuestra esperanza de verdadera y profunda liberación de todo lo que nos ata. En la Resurrección de Cristo Jesús, vencedor del pecado y de la muerte está puesta nuestra confianza.

 

 

PREASAMBLEA

ASAMBLEA

POSTASAMBLEA

VOZ PASTOR

APORTACIONES

CONTENIDO